Escudo de la República de Colombia
A- A A+

 

Manuel1

 

El historiador Manuel Ignacio Restrepo Morantes, egresado de la FCHE, fue elegido ganador del primer lugar en el área de Ciencias Sociales en el Concurso Nacional Otto de Greiff Mejores Trabajos de Grado.

 

Con sorpresa, Manuel Ignacio Restrepo Morantes recibió la noticia de que su trabajo titulado "De la inercia al porvenir. Construcción discursiva del progreso en el Chocó 1847-1923", dirigido por la profesora Lina Marcela González Gómez, del departamento de Historia, fue declarado ganador, en el área de Ciencias Sociales, del Concurso Nacional Otto de Greiff Mejores Trabajos de Grado, en su versión 22.

 

Manuel es historiador de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, graduado en 2018, y en la actualidad se encuentra cursando una Maestría de Investigación en Historia en la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador en la ciudad de Quito. En su trabajo realizó “un análisis de relatos de viajeros y textos geográficos producidos en dicha temporalidad, que se enfocó en identificar y contrastar las ideas sobre progreso que se planteaban en torno a ese territorio desde dos perspectivas: primero, la explicación que le daban los distintos autores al estado de 'atraso' o 'barbarie' que identificaban y, segundo, las propuestas que ellos mismos sugerían para superar esa condición y convertir el Chocó en un espacio 'útil' para la nación y el mundo”.

 

Sobre su participación en el concurso, el historiador señaló: “solo me queda decir del premio que, además de ser una alegría inesperada y un apoyo muy bien recibido, me parece fundamental su carácter de incentivo para los estudiantes de la Universidad a desarrollar un trabajo de grado y poner todo su esfuerzo en ello. Lo cual es fundamental en un régimen académico que, al menos hasta que yo me gradué, limitaba el desarrollo de la ‘tesis’ a un solo semestre; de manera que, a mi parecer, se le restaba importancia a esta primera experiencia de investigación. En mi caso, yo pude librarme parcialmente de dicho condicionamiento al mantener, a grandes rasgos, un mismo tema en las materias finales de los semestres anteriores y un diálogo constante con la docente que fue mi tutora; sin embargo, basándome en la experiencia de crecimiento personal y académico que viví en el proceso, quiero dejar sentada la presente crítica y la propuesta de que se reevalúe el papel de la elaboración del trabajo de grado en el pénsum del programa de Historia, de tal forma que, sin hacerla una opción obligatoria, se le de más espacio y oportunidades de investigación a quien se decida por esa modalidad de finalización de su carrera”.

 

¿Por qué le interesó trabajar ese tema?
“El interés que me llevó a elegir ese tema se basa en tres elementos: primero, un gusto por el tipo de fuente, es decir, los diarios de viajeros y textos geográficos. Estos no solo son una lectura sumamente entretenida; además, presentan información muy rica sobre el espacio, la gente, las costumbres, los climas, el paisaje, etc.; es decir, permiten pensar muchos aspectos de un territorio y una época”, indicó Manuel.

 

“Segundo, el Chocó me generó, en un primer momento, una atracción guiada desde la propia exotización de ese espacio como un lugar definido por una imperancia de la naturaleza y lo desconocido; después, en la medida en que avanzaba el estudio, me di cuenta de cómo esa imagen era producto de una construcción desde el prejuicio (instituido en gran medida en el periodo estudiado) y que, en realidad, se trataba de un territorio sumamente complejo, donde prácticas y representaciones se superponían de una forma muy distinta a las generalizaciones que se le adjudicaban”, agregó.

 

“Finalmente, el problema del progreso me llamó la atención gracias a la influencia de una clase que tomé en los últimos semestres del pregrado, Historia de Colombia IV. Pues, en ella se exaltó el carácter englobante de ese concepto, su importancia en el marco de los proyectos civilizadores del siglo XIX y, también, se avanzó en su problematización”, concluyó.