Escudo de la República de Colombia
A- A A+

 

Fabiola Lalinde28 

 

El Laboratorio de Fuentes Históricas de la FCHE exhibe en su Unidad de Memoria una exposición en torno a este Fondo Documental y ha organizado varias jornadas de encuentro para que los visitantes compartan sus historias directamente con Fabiola Lalinde.

 

Como una mamá común y corriente se define Fabiola Lalinde, pero aunque sí es una mamá, no es alguien común y corriente. La valentía, fortaleza y el amor extremo por su hijo Luis Fernando la hacen un ser extraordinario. Ella, como muchas otras madres en Colombia, tuvo que afrontar una de las situaciones más difíciles y dolorosas, pero no se detuvo ante los obstáculos ni los grandes poderes y, además, se convirtió en sostén y asesora de otras mujeres en su condición.

 

En 1984, Luis Fernando Lalinde, en ese entonces estudiante de sociología, fue detenido y desaparecido por integrantes del Ejército Colombiano. Desde entonces, ella inició una búsqueda incesante de su hijo mayor, que no terminó hasta hallarlo y conseguir que su identidad fuese reconocida. Pero hoy, al cumplirse 34 años la búsqueda, ella no para de preguntar y de preguntarse “¿Por qué?”

 

Como resultado de esa búsqueda juiciosa, denominada por ella misma “Operación Cirirí, doña Fabiola construyó un amplio archivo conformado por diarios, panfletos, manuscritos oficiales, videos, fotografías, pruebas genéticas, mapas, archivos electrónicos, audios, periódicos, estampitas religiosas, entre otros. Y éste, posteriormente, sería incluido por la Unesco en el "Registro Regional del Programa Memoria del Mundo”.

 

Este fondo documental fue donado a la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, y acogido por el Laboratorio de Fuentes Históricas de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas. El 17 de abril de 2018 en actos públicos y privados se oficializó dicha donación con la presencia de Ignacio Mantilla Prada, rector de la Universidad Nacional.

 

Sobre esta donación, Mantilla Prada expresó: “la Universidad, al tener un archivo como éste en varias generaciones de estudiantes, va a poder contrastar, verificar y, en efecto, llevar a cabo investigaciones que seguramente en el futuro se harán con el rigor con que doña Fabiola ha mostrado que inició su trabajo. Entonces creo que es muy valioso tener ese archivo”.

 

Asimismo, el decano de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, Yobenj Aucardo Chicangana - Bayona, señaló: “es un archivo que es nombrado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, entonces es un material muy importante y que va a reposar en el Laboratorio de Fuentes Históricas, en la Unidad de Memoria. Y la invitación es para que los investigadores sociales se acerquen a ese material y puedan comenzar a hacer investigaciones sobre ese tema de las desapariciones, la memoria, el olvido, el conflicto porque esa es la forma de entender el presente en que vivimos”.

 

Finalmente, Fabiola Lalinde indicó: “dejo mi archivo en la Universidad Nacional porque quiero que sea conservado en Medellín, donde he vivido con mis hijos y han tenido lugar nuestras luchas. Pero mis papás me educaron con un sentido de país y de humanidad, así que quiero que este testimonio de nuestras búsquedas por la verdad, la solidaridad, el respeto y la dignidad sea un patrimonio de la gente colombiana al servicio de toda la humanidad”.

 

“Jovencitos, duden, opinen, hagan hablar al archivo, no dejen que guarde silencio. El archivo de un cirirí tiene que seguir siendo incómodo en un país injusto y violento como el nuestro, se los dejo como oportunidad de comunión, de solidaridad y de creación, no como un objeto muerto del pasado” complementó.

 

Ver video sobre la exposición