Escudo de la República de Colombia
A- A A+

 

Juliana Vasco

 

A Juliana Vasco Acosta su trasegar académico y profesional la ha llevado a diversas instituciones educativas por las que siente un gran agradecimiento. No obstante, para ella la “Nacho” es su segundo hogar.

 

Un espacio lleno de buenos recuerdos, lleno de amigos y de aprendizaje… así concibe Juliana Vasco Acosta, egresada del departamento de Historia de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, a la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín. Para ella su paso por el alma máter ha sido sumamente importante, razón por la que aseveró: “Yo me identifico con la Universidad y siento la Universidad Nacional como mi casa, como ese segundo hogar. He tenido la oportunidad de estar en muchas otras instituciones académicas, a las cuales respeto y les debo un gran agradecimiento, pero la ‘Nacho’ es en definitiva mi casa”.

 

Juliana Vasco Acosta, quien culminó sus estudios doctorales en marzo y ahora se desempeña como docente de la Facultad de Economía de la Universidad de Antioquia, recuerda cómo fue que decidió, desde el colegio, apasionarse por la historia: “Tuve la fortuna de tener en el colegio, donde me gradué, dos profesores muy buenos: uno en biología y otro profesor en historia. Los dos realmente me apasionaban y me gustaba aquello que hacían y esas propuestas que nos traían en clase. Entonces, finalmente la decisión era la idea de querer replicar aquello que hacían mis profesores que me gustaban tanto y finalmente me decidí por la historia por eso. Digamos que un profesor apasionado, terminó por apasionarme por la idea de estudiar historia”.

 

Según recuerda la historiadora, su hermana estudiaba en la Universidad Nacional y eso la motivó a querer hacer parte de la Institución, de la que resalta la calidad en la formación, pues según indica, su trasegar y contacto con otros profesionales le ha permitido percibir las notables fortalezas académicas de la FCHE, sobre todo en ámbitos como la archivística, la recolección y análisis de documentación y los procesos investigativos.

 

Muchas eran las expectativas que Juliana Vasco tenía al momento de convertir la historia en su elección de vida, entre ellas estaban la posibilidad de leer mucho, de conocer mucho y de que su quehacer estuviese muy relacionado con lo memorístico. A lo largo de su proceso de formación, pudo percatarse de que historia es aquello que se investiga, aquello que también en últimas termina siendo la interpretación del historiador, lo cual para ella fue maravilloso, no solo porque le permitía leer mucho, que era lo que ella quería; sino confirmar que también tenía la posibilidad de escribir. “Creo que llenó mis expectativas y con el paso del tiempo lo que siento es que me gusta mucho más este oficio que elegí para mí”: puntualizó.

 

Y justamente hablando, desde la pasión que mueve su vida, Vasco Acosta exhorta a los jóvenes, que apenas inician su proceso de formación en historia, a seguir estudiando, a apasionarse por lo que hacen y a reconocer en la historia una oportunidad, no solo para conocer un poco del pasado y del presente, sino para conocerse a sí mismos, como una forma de reflexión constante sobre la propia vida.

 

Una historiadora con muchas pasiones

Además de la historia, muchos otros intereses copan el tiempo de Juliana Vasco Acosta, ella disfruta mucho leer y encauzó su estudio histórico a la línea de historia de la literatura, la sociología literaria, lo que le ha permitido combinar la rama de los estudios literarios con los estudios de historia. Asimismo, disfruta enormemente bailar, le encanta la música: el rock, la salsa, y ver voleibol.